28 de julio de 2012

BISONTE Nº 1




Que un animal atropellado suena como una tormenta  del tamaño de una oreja, que el metal conserva su corazón al cumplir trillones de años, que los niños pueden volar, que el fuego nació antes que el agua y el verso antes que la tinta, que las prostitutas no venden lo que venden sino lo que prestan, que las ciudades se inspiran en los bosques y el neón en dioses confusos, que los parásitos son más listos que los dinosaurios, que el verdadero amor lo matan los supermercados, que el tambor habla en Morse con las ambulancias, que las huellas de las margaritas son profundas, que los borrachos lloran mejor por la noche…

Esto es lo que un hombre en una caverna trató de decir cuando, al dibujar los días, le regaló a la piedra veintiún bisontes.

Elena Román en “Veintiún bisontes” (Ed. La bella Varsovia)

10 comentarios:

  1. Hola María José, por alguna razón el comentario en el que te decía cuanto me había gustado tu blog, no se publicó...
    La forma y el fondo me parece una genialidad.
    me incorporo a esguirte.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Pilar. Paso a contestar ahora, que no se por qué razón no me dejaba entrar. Un abrazo, fuerte!!

      Eliminar
  2. IMPRESIONANTE, pasaré inmediatamente.
    Besos que te dejo aquí, Mariose.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Has visto? me dejó así impresionada al leerlo, como los relatos que después he ido leyendo de ella. Vale la pena. Qué cordobesas y cordobeses más creativos tenemos, entre ellos, tú. ;-)

      Eliminar
  3. Me gustan las cosas rebuscadas, confusas porque si las escuchas y las comprendes, la verdad que se desprende de ellas, es mucho más bella que si fuese más evidente. Buenísimo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me pasa a mí también. Me atrapa más rápido y esos finales que no esperas... jejeje! lo más. Gracias por comentar y disculpa mis tardanza en contestar, pero me ha costado la misma vida (es un decir, se entiende jejeje!) entrar. Besos.

      Eliminar
  4. Este texto me ha seducido por completo. Por aquí me quedo. ¡Que cierto es que los versos nacieron antes que la tinta!!

    un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que sí... y qué bien que invetaron la tinta para que quedara plasmado, por los siglos de los siglos, Amen. Jejeje!! Un abrazote fuerte.

      Eliminar
  5. Excelente esto que has colgado...buscaré el resto,amiga.
    En tu blog siempre hay sorpresas :)
    Abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Búscalo Castelo, que es de una escritora cordobesa, que cuando la descubrí me dejó agradablemente impresionada. Gracias por pasarte. Has hecho que entrara después de mucho tiempo, que no me dejaba entrar de ninguna forma y hoy sin problemas... cosas más raras me pasa. Un abrazo fuerte.

      Eliminar